Este domingo tuvimos nuestra tercera Tarde de Rol en Movieplay y nos pareció necesario hacer algunas aclaraciones para aquellos neófitos en los asuntos de los juegos de Rol y así resolver algunas preguntas como: ¿Qué son? ¿Se comen? ¿Tengo que ponerme un traje?

¿Qué es un juego de rol?

Un juego de rol (o RPG) es un juego de mesa cooperativo – en la mayoría de los casos - que se distingue de los demás en que no son necesarias, por lo general, ni fichas ni tablero, a la vez que no se siguen mecánicas repetitivas en lo que se refiere al movimiento, al combate (si es que suceden), etcétera.

¿De qué se trata?

Por definición, el RPG se entiende más como un juego de narración, en donde los jugadores interpretan a un personaje con ciertas características y habilidades determinadas según las reglas establecidas por el sistema que se utiliza, a la vez que uno de ellos toma el rol de director de juego (nombre que varía según lo que se esté jugando) quien no va en contra de los jugadores, ni tiene como misión impedir que estos alcancen sus objetivos, sino que es quien prepara las distintas
aventuras, historias y las dificultades a las que estos se enfrentarán, así como determina las consecuencias de las  decisiones de los personajes y toma la acción de los personajes “no jugadores”, enemigos, y cualquier otro elemento distinto a los principales. De esta manera el juego de rol sería un conjunto de reglas que permite a los participantes mantener cierto equilibrio y orden al momento de contar una historia en conjunto, con una atmósfera e historia
determinada.


Y entonces, ¿Cuál es la idea?

El objetivo de este juego, si bien puede variar de acuerdo a los intereses de cada jugador, no es “ganar la partida”, sino que la historia sea lo más interesante y entretenida para cada uno de los participantes. Los personajes pueden conquistar o liberar ciudades, descubrir nuevos mundos o destruirlos, impedir planes malvados de enemigos mortales o apoyarlos, adentrarse en los misterios de seres cósmicos más allá de la comprensión humana o volverse locos hasta incluso morir. Todo esto y más está permitido mientras la sesión haya resultado satisfactoria para todos los jugadores.


¿Tengo que ponerme un traje?

No. Bueno, si quieres, pero la verdad es que no es necesario ponerse uno para jugar, ya que todo lo que experimentarás y harás será producto de una narración colectiva y estará en la imaginación de todos los jugadores. Sí existen algunas personas que les gusta llevar al límite las experiencias de los juegos de rol, usando miniaturas, mapas, libros, trajes, idiomas extraños, etc; pero nada de eso es necesario.


¿Qué se puede hacer en un juego de rol?

Lo que quieras. Es más, ahí comienza el problema de la libertad: cuando el director de juego termina de describir algo, te mira y te hace la temida pregunta “¿Qué haces?”



TARDES DE ROL



Desde Febrero hemos estado organizando periódicamente sesiones “one-shot” (aventuras de una sesión) en la tienda, con el objetivo de formar una comunidad de jugadores de RPG en torno a los sistemas más antiguos y populares que tenemos disponibles: Dungeon and Dragons y La llamada de Cthulhu.


D&D es el primer juego de rol conocido a nivel mundial y uno de los más jugados actualmente. Desarrollado por Wizards of the Coast (creadores de Magic: The Gathering), lleva a los jugadores a contar historias y llevar héroes dignos de un juego de fantasía medieval al más puro estilo de World of Warcraft o El Señor de los Anillos. Nuestros personajes podrán ser humanos, elfos, gnomos o enanos – entre otras razas -, que a su vez podrán elegir entre las clases de guerrero, mago, bardo, druida y muchas otras más. Lleno de combates y poderes extraordinarios, Dungeon and Dragons asegura una experiencia muy dinámica y divertida.


La llamada de Cthulhu, por otro lado, se adentra en el universo creado por H.P. Lovecraft y su Círculo Lovecraftiano. Los jugadores encarnarán investigadores, personas comunes y corrientes que se verán enfrentadas a verdades más allá de su comprensión. La pérdida de la cordura y el peligro mortal serán principales en este sistema, ya que mientras más cerca de ella están los personajes, más locos se vuelven y más riesgo corren sus vidas. Así, deberán resolver misterios y enigmas que el director de juego deberá diseñar o encontrar en alguno de los suplementos disponibles, para encontrar respuesta a los extraños sucesos que les rodean.